jueves, 12 de agosto de 2021

Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María

Una Voce Puerto Rico se une al llamado de múltiples comunidades y asociaciones apegadas a la Santa Misa Tradicional, para que este domingo en que celebramos la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, consagremos nuestras comunidades y la libertad de la Santa Misa Tradicional a su Inmaculado Corazón, suplicando su maternal intervención y protección en estos tiempos de persecución.

Aquí se encuentra un texto de la consagración (PDF). Pedimos a todos los fieles lo rezen este domingo 15 dondequiera que estén. Rezaremos la consagración nuevamente el domingo 22 luego de la Santa Misa Tradicional en la Parroquia San Martín de Porres, Arecibo.

miércoles, 11 de agosto de 2021

Cancelada la Misa Tradicional del 15 de agosto de 2021

Pax vobis! Nos apena informar que este próximo domingo 15 de agosto, XII después de Pentecostés y este año coincidiendo con la Fiesta de la Asunción de la BMV, no se estará ofreciendo la Santa Misa Tradicional toda vez que nuestros sacerdotes colaboradores estarán fuera de Puerto Rico unos días. Regresamos al itinerario habitual el domingo 22 de agosto.

¡Que Dios Todopoderoso y la Santísima Virgen María les bendigan!

jueves, 22 de julio de 2021

Comunicado Oficial, 22 de julio de 2021: Aniversario Una Voce Puerto Rico y confirmación de horario

COMUNICADO OFICIAL
PRESIDENTE UNA VOCE PUERTO RICO
22 JULIO 2021


+JMJ+

Queridos hermanos:

Pax vobis! La asociación de fieles Una Voce Puerto Rico celebra hoy el noveno aniversario de su admisión como miembro de pleno derecho y capítulo local de la Federación Internacional Una Voce. Si bien UVPR nace el 22 de julio de 2012, la obra del antecesor "Apostolado Litúrgico Tradicional" (nombre informal previo a la fundación de UVPR) le precedía desde el año 2006; y este apostolado a su vez era heredero de la gesta iniciada a finales de los 90 por el R.P. Brian Harrison, OS y un grupo de laicos comprometidos con la preservación del Rito Romano Clásico en nuestra isla. Sirva este mensaje para, antes que nada, dar gracias a Dios Todopoderoso y a la Santísima Virgen María por los frutos y gracias recibidas en todos estos años; y para rogar a Cristo Rey y a nuestra augusta Reina del Cielo aumenten nuestra fe, esperanza, y caridad; y la gracia de perseverar hasta el final especialmente ante los retos y dificultades que nos toca afrontar en lo sucesivo.

Por otro lado, sirva esta Comunicación como actualización a la de anteayer 20 de julio. En esta ocasión, y tras las debidas gestiones y consultas con la autoridad eclesiástica, me alegra informarles con más certeza que no solamente la labores de nuestro apostolado continuarán como de costumbre en la Parroquia San Martín de Porres en Arecibo, sino también en la Parroquia San José en Villa Caparra, Guaynabo.

Por tanto, las Misas en ambos lugares permanecerán según el itinerario habitual. ¡Bendito y alabado sea Nuestro Señor Jesucristo por la merced que nos concede; y gracias sean dadas a la maternal intercesión de la Purísima Virgen ante el trono de su Divino Hijo, así como al glorioso patriarca San José, San Miguel Arcángel, y San Martín de Porres! Vaya también nuestro agradecimiento a los responsables eclesiásticos que han tomado en consideración las inquietudes y el cuidado pastoral de la feligresía devota de la Santa Misa Tradicional.

Encomendamos la obra, frutos y santificación de este apostolado a los santos patronos de UVPR, primeramente la Madre del Cielo en su advocación de Nuestra Señora del Santísimo Sacramento; al glorioso patriarca San José; San Miguel Arcángel; San Pío V; San Pío X; y San Pío de Pietrelcina.

¡VIVA CRISTO REY!

NUMQUAM ABROGATAM


dom. Edgardo J. Cruz Ramos, CPMO
Presidente
Una Voce Puerto Rico

martes, 20 de julio de 2021

Comunicado Oficial, 20 de julio de 2021: Estatus de Misa Tradicional en Puerto Rico después de Traditionis Custodes

COMUNICADO OFICIAL
PRESIDENTE UNA VOCE PUERTO RICO
20 JULIO 2021


+JMJ+

Queridos hermanos:

Pax vobis! Como será del conocimiento de todos, el pasado viernes 16 de julio fue publicada la carta en forma de motu proprio Traditionis custodes por la cual se imponen restricciones y normativas al ofrecimiento de la Santa Misa Tradicional. Es del todo comprensible la angustia, incertidumbre, y sentimientos de marginación que muchos fieles puedan sufrir, por lo que hacemos un llamado a la calma y a redoblar la oración y penitencia; y unidos en oración imploremos a Dios Todopoderoso y a la Bienaventurada Virgen María nos concedan la gracia de perseverar y no desesperar.

A nivel local, la expectativa es que las cosas seguirán como de costumbre para nuestro apostolado en la Parroquia San Martín de Porres en Arecibo y en la Parroquia San José en Villa Caparra, Guaynabo; si bien en esta última se están haciendo todavía gestiones y acercamientos con la autoridad eclesiástica competente.

Que Dios Nuestro Señor, por intercesión de la Santísima Virgen María, San José, San Miguel Arcángel, y San Martín de Porres nos ampare con su gracia y consuelo en estos tiempos difíciles, y bendiga e ilumine a nuestros sagrados pastores en su misión de apacentar a sus ovejas.


dom. Edgardo J. Cruz Ramos, CPMO
Presidente
Una Voce Puerto Rico

lunes, 19 de julio de 2021

Declaración Oficial de la Federación Internacional Una Voce sobre el Motu Proprio «Traditionis Custodes»

La Federación Internacional Una Voce (FIUV) es la organización mundial de fieles laicos adheridos a la celebración de la Misa conforme la Editio Typica 1962 del Misal Romano, conocido hasta ahota como la Forma Extraordinaria del Rito Romano, Usus Antiquor, o simplemente como Misa Tradicional.

Desde su Fundación en 1965, la FIUV ha desarrollados sus actividades en obediencia y en armonía con la Santa Sede, donde ha sido recibida siempre con cordialidad y apertura.

El 16 de Julio de 2021, el Papa Francisco publicó una Carta Apostólica dada motu proprio, Traditionis Custodes, que establece fuertes restricciones y limitaciones a la celebración de la Misa Tradicional.

La Federación Internacional, no puede dejar de notar que la motivación para la nueva Carta Apostólica, según lo declarado en la carta del Pontífice reinante que la acompaña, deriva de supuestas actitudes y palabras de aquellos de nosotros que escogemos la Misa Tradicional, según lo reportado por algunos obispos a la Santa Sede, que suponen un «rechazo a la Iglesia y sus Instituciones en el nombre de lo que ellos consideran la “Verdadera iglesia”». Adicionalmente a un «uso instrumental del Missale Romanun de 1962, que se caracteriza cada vez mas por un rechazo creciente no sólo de la reforma litúrgica, sino del Concilio Vaticano II, con la afirmación infundada e insostenible de que ha traicionado a la Tradición y a la “verdadera Iglesia”.»

Tanto la caracterización de los Católicos adheridos a la Misa Tradicional, como el áspero tono de las nuevas restricciones, nos entristecen sobre manera. En nuestra experiencia como representantes de diversos grupos de fieles, lo que primeramente atrae a la gente a la espiritualidad de la Misa Tradicional, no son discusiones teológicas o pastorales del pasado, sino el respeto por lo Sagrado y el sentido de continuidad de la Tradición, la cual no permanece como una mera aspiración, sino que se vive diariamente en la forma en que la liturgia es celebrada, conforme al venerable rito que se ha desarrollado lentamente durante siglos y que nunca ha sido abrogado.

Ciertamente, como con otros grupos de fieles, no existe una homogeneidad absoluta en las opiniones y actitudes de quienes se adhieren al Misal anterior. Pero es precisamente en el deseo de asistir a esta Misa en el ámbito de sus Diócesis o parroquias, que estos católicos expresan implícitamente su reconocimiento a la verdadera Iglesia, cum Petro et sub Petro.

Finalmente, hijos e hijas de la Iglesia, queremos expresar nuestra tristeza por las nuevas restricciones para poder continuar alimentando nuestra vida espiritual utilizando las iglesias parroquiales, como cualquier católico lo desearía. Si hay algo que deseamos fervientemente, es el poder vivir una vida normal sin ser forzados a usar espacios escondidos o inaccesibles. Creemos que los hermosos frutos espirituales de este Misal deben de ser compartidos, y rezamos para que podamos ser instrumentos de Dios dentro y fuera de la Iglesia.

La Federación Internacional está profundamente agradecida con cada uno de los Obispos que proveen la atención a los fieles adheridos a la antigua Misa en sus diócesis y a los Sacerdotes a quienes se les ha confiado el cuidado de sus almas. En todo el mundo, los grupos Una Voce se unen en oración, como siempre, con sus obispos y con el Papa.

Muchos fieles nos buscan para dar a conocer sus deseos, particularmente en Roma, en una forma que combina un sincero respeto por la Iglesia Universal y por el Santo Padre, con un amor a las Tradiciones que son fundamentalmente inseparables de ellos. Estamos comprometidos con esta tarea, la cual nosotros y nuestros predecesores hemos realizado por más de medio siglo.

Felipe Alanís Suárez
Presidente

www.fiuv.org
Twitter: @UnaVoceOfficial

Blogroll